Últimas Noticias

MLB: Los Medias Rojas se han visto imbatibles durante el mes de agosto

CLEVELAND -- Para tener una idea de lo que ha pasado con los Medias Rojas durante este impresionante resurgir en agosto, sólo hay que darle un vistazo a su ofensiva.

En menos de tres semanas, Boston ha pasado de ser un equipo que carecía de consistencia al momento de producir carreras a uno convertido en una máquina inclemente que no parece estar nunca fuera de un juego, sin importar que tan lejos estén en la pizarra.

Gracias a eso, Boston ha ganado 14 de 17 partidos para construir así una diferencia de 5.0 juegos sobre los Yankees en la División Este de la Liga Americana. Durante esta satisfactoria racha, el equipo promedia 6.23 carreras por juego, la mejor cifra en la Liga Americana.

"Tenemos muchas formas distintas de generar carreras", dijo el manager de los Medias Rojas, John Farrell. "Me encanta el hecho de que estamos realizando buenos turnos a lo largo de todo el lineup. Vamos a aprovechar las oportunidades para avanzar 90 pies. Pero en general, es la tenacidad del grupo como un todo. Una vez que llegó agosto, la ofensiva se prendió. No es un solo jugador".

Son muchos.

"Tenemos mucha fe en cada uno de nosotros", dijo el guardabosque Jackie Bradley Jr. "Sentimos que si alguien no hace el trabajo, el que viene detrás puede hacerlo. Y cuando tienes fe en el otro, puedes hacer cosas grandes".

Aunque la llegada de los dominicanos Eduardo Núñez y Rafael Devers ha sido clave en el tórrido bateo de los Medias Rojas en agosto, el despertar de Andrew Benintendi no puede pasar desapercibido. El novato batea .366 en agosto con 14 carreras anotadas, tres dobles, cinco jonrones y 14 empujadas.

Pero más allá de los números individuales, Bradley cree que la clave ha sido la capacidad del grupo para ejecutar en los momentos más importantes de los juegos.

"Ejecutar. Ejecutar es la clave", afirmó Bradley. "Estamos dando hits oportunos. Hemos sido capaces de reaccionar tras haber caído abajo por varias carreras. No nos estamos rindiendo. Queremos ser outs difíciles y cuando todos empezamos a juntar buenos turnos, eso nos da energía".

El abridor de los Yankees el domingo, Sonny Gray, lo notó durante su apertura. A pesar de permitir sólo dos carreras, tuvo que hacer 106 pitcheos para completar cinco entradas. Y fue la primera vez en los 116 juegos que ha iniciado en las Mayores en el que no registra un solo ponche.

"Considero que hice buenos picheos con dos strikes", dijo Gray. "No sé cuántos fouls dieron, pero parecía que cada vez que yo hacía un lanzamiento bueno, ellos hacían un buen swing y sacaban un foul. Tuvieron muchos turnos de calidad y eso te hace las cosas difíciles".

Ha sido así por varias semanas. Los Yankees sólo fueron las últimas víctimas.

Por Ian Browne / MLB.com