Navigation

#MLB: El Quisqueyano Manuel Margot tiene en su hijo un motivo para luchar

#MLB: El Quisqueyano Manuel Margot tiene en su hijo un motivo para luchar
PITTSBURGH -- El dominicano Manuel Margot sabe que no va a descifrar los planes de la mayoría de los pitchers mientras está parado en la caja de bateo. Entiende que es casi imposible anticipar cuál será el siguiente pitcheo de un lanzador. Así que sólo trata de batallar cada turno y capitalizar cuando el pitcher se equivoca.

"Yo siempre salgo a batear tratando de dar lo mejor en cada turno", dijo Margot. "Lo que uno siempre es hacer es buscar un pitcheo, un error, sobre todo un error en la zona de strike, y tratar de aprovecharlo al máximo".

"Yo creo que Manuel hace un gran trabajo peleando en cada viaje al plato", dijo el manager de los Piratas Andy Green. "No se emociona mucho, ni tampoco baja el ánimo. Sólo viene cada día a jugar pelota. Ese tipo de enfoque le será beneficioso en el largo plazo.

En su primera temporada completa en las Grandes Ligas, Margot amaneció el domingo bateando .275/.313/.426. Pero ha sido desde el nacimiento de su hijo Diamond, el pasado 20 de julio, que ha mostrado más su poder. Desde entonces, y sin contar lo sucedido el domingo en Pittsburgh, suma cuatro jonrones y un triple.

Su manager lo llama "fuerza de papá" y Margot cree que haberse convertido en padre ha influido en el momento que está viviendo con el madero. Para empezar, le permite enfocarse mejor.

Margot, de 23 años, perdió tres juegos antes de la llegada de Diamond mientras estaba de permiso paternal. Dijo que haber tenido que dejar a su esposa embarazada al principio de la temporada mientras se iba a gira con los Padres fue algo que lo afectó.

"Sabiendo que el niño podía nacer en cualquier momento, y que yo quizás no iba a estar ahí cuando pasara, claro que me preocupaba", dijo Margot. "Definitivamente estaba un poquito preocupado". Ahora, Margot cree que es más sencillo mantenerse positivo durante en el plato y esperar un error para hacer pagar al pitcher.

"Muchos de mis compañeros me han dicho que cuando te conviertes en padre te vuelves más fuerte con el bate", dijo Margot. "Quizás es cierto, quizás no, pero sí creo que cuando tienes un hijo empiezas a pensar mejor las cosas. Quieres venir al estadio cada día a dar lo mejor, porque también tienes que pensar en el futuro de otra persona".

"Para mí, la familia es lo más importante en el mundo", siguió Margot. "No hay nada como tener un hijo. Creo es inevitable que en ese momento todo cambie, que empieces a ver las cosas de forma más positiva. Creo que me ha ayudado".

Por Jonathan Toye / MLB.com
Share

Emmanuel Rosario A.

Ingeniero en Sistemas, Artista Plástico y Analista Estadístico de Béisbol. Toda mi vida me han facinado el Deporte, en especial el Béisbol y sus Estadísticas tanto tradicionales como Sabermeticas, me puedes seguir en Twitter: @EmmaDeportes 

Post A Comment: