Últimas Noticias

#MLB: Vladimir Guerrero hijo impone su propio estilo en el béisbol profesional

MIAMI -- El dominicano Vladimir Guerrero hijo se parece a su papá en algunas cosas, siendo la más obvia su condición de pelotero profesional. Hasta usa el número 27 en su uniforme, tal como lo hizo Vladimir padre, una ex superestrella de las Grandes Ligas que tiene un puesto en Cooperstown prácticamente asegurado dentro de uno o dos años.

Sin embargo, Guerrero Jr. es un bateador distinto al que fue su padre. Como prospecto número 1 de los Azulejos de Toronto, Vladimir hijo-con tan sólo 18 años de edad-ya se perfila como una promesa con un camino bastante claro hacia las Grandes Ligas si sigue progresando tal como lo ha hecho hasta ahora.


"Le doy gracias a Dios por darme la oportunidad", dijo Guerrero Jr., quien se fue de 4-2 con dos anotadas el domingo la derrota del Equipo del Mundo por 7-6 en el Juego de las Futuras Estrellas. "Es una gran experiencia y más aquí, disfrutando con los latinos y con los americanos". 

Guerrero Jr., firmado por los Azulejos por US$3.9 millones en el 2015, es diferente a su padre de manera marcada en un área específica: Paciencia en el plato. 

En su primera temporada y media como profesional en el sistema de los Azulejos, el tercera base ha negociado 73 bases por bolas y se ha ponchado 69 veces en un total de 594 visitas al plato entre Bluefield (nivel de novatos) y Clase-A Lansing. En cambio, su papá-famoso por tirarles a lanzamientos fuera de la zona y conectarlos con una frecuencia difícil de asimilar-se ponchó en 985 ocasiones en su carrera de 16 años en Grandes Ligas, con 737 transferencias.

"Sé seleccionar bien los pitcheos", afirmó Guerrero hijo. "Me siento más selectivo en el plato. Me enfoco en los pitcheos buenos y bueno, a veces uno se va con un pitcheo malo pero se fija más en los pitcheos buenos y en dejar pasar los malos". 

En lo que va del 2017, Guerrero batea .316/.409/.480 por Lansing, con 21 dobles, siete jonrones y 45 empujadas en 71 partidos. Dicha actuación le ha valido un ascenso a Clase-A Avanzada Dunedin a partir de la segunda mitad de la campaña.

Agobiado por la prensa antes y después del Juego de las Futuras Estrellas, mayormente por su nombre, Guerrero Jr. no se vio nervioso ni alterado en ningún momento. Nacido en Montreal cuando su padre brillaba en los Expos de dicha ciudad, el hijo de Vlad the Impaler tuvo una crianza estilo Grandes Ligas. 

Sin embargo, el joven quiere brillar con luz propia en el béisbol. Hasta ahora, misión cumplida.

"Ellos tienen que enfocarse en que lo que hizo mi papá ya se hizo", dijo Guerrero sobre las tantas preguntas acerca de su padre. "Entonces, viene un Vladimir Guerrero Jr. que va subiendo y hace el trabajo que está haciendo. Estoy dando lo mejor de mí cada día y espero algún día ser como él". 

Por David Venn / LasMayores.com