Navigation

#MLB: ¿Serán capaces los Rangers de no cambiar a Yu Darvish a Houston?

#MLB: ¿Serán capaces los Rangers de no cambiar a Yu Darvish a Houston?
A medida que los equipos interesados en el lanzador de los Rangers de Texas Yu Darvish compilan los últimos reportes de los cazatalentos y preparan sus ofertas de cambios, una pregunta intrigante pende en la enrarecida atmósfera del Globe Life Park en Arlington: ¿Acaso el gerente de Texas Jon Daniels tiene espacio en su tienda de negociaciones para la otra franquicia de béisbol del Estado de la Estrella Solitaria?

Los Astros de Houston lucen como un destino natural para Darvish. Ellos tienen marca de 67-33 y ampliando cada día más su ventaja en el Oeste de la Liga Americana, en gran parte gracias a una ofensiva que tiene una impresionante combinación de poder y bateo de contacto. Mientras el gerente explora maneras de mejorar el cuerpo de lanzadores, es tentador preguntarse cuán formidables serían los Astros si logran añadir a Darvish - la pieza indiscutible de la fecha límite de cambios directos del 31 de julio - a una rotación que ya incluye a los Todos Estrellas Dallas Keuchel y Lance McCullers Jr.


Con los Dodgers, Cachorros, Yankees y varios equipos contendientes adicionales en la batalla por Darvish de un modo u otro, es natural preguntarse cuál es la mentalidad actual de Daniels: el único hombre en el béisbol con el poder de entregar un jugador que podría realmente marcar la diferencia para un equipo entre llegar a la Serie Mundial o quedarse en el camino en este mes.

Cualquier ejecutivo de deportes con un espíritu competitivo probablemente luche contra la idea de entregar una pieza que podría poner a un equipo contendiente por encima del resto. ¿Cuán difícil sería para Daniels ayudar a los Astros, un rival intraestatal, a ganar su primera Serie Mundial en los 56 años de historia de la franquicia?

Aunque Daniels evitó arrojar luz sobre su mentalidad en cuanto a Darvish en una breve entrevista con ESPN.com, dijo que nunca descartaría hacer un cambio con un equipo simplemente basado en geografía.

"Si la decisión correcta de béisbol para los Rangers es cambiar a un jugador a un jugador dentro de nuestra división o dentro de nuestro estado, yo no tengo problemas con eso", dijo Daniels.

Como regla, los equipos prefieren no cambiar a sus Todos Estrellas dentro de la división porque ellos saben que se estarían enfrentando a esos jugadores en 19 ocasiones por temporada mientras compiten por el mismo premio. Eso no es factor con Darvish, quien estaría con su nuevo equipo solamente en agosto, septiembre y la postemporada antes de llegar al mercado de agentes libres.

Pero existen otras presiones más allá del mundo de la evaluación de jugadores. Los abonados de temporada completa están involucrados emocionalmente en las rivalidades, y los dueños están típicamente más conscientes de las preocupaciones del mercadeo, la reacción de los fanáticos y otros factores auxiliares que a los ejecutivos que tienen en sus manos la confección de un roster.

Cuando los Nacionales de Washington adquirieron a los relevistas Ryan Madson y Sean Doolittle mediante cambio con Oakland la semana pasada, fue diciendo que ellos nunca indagarían por la disponibilidad del cerrador de los Orioles de Baltimore Zach Britton. Una fuente familiarizada con los equipos observó que los Nacionales sabían que una persecución por Britton sería algo futil debido a la disputa por la cadena de TV MASN y "los problemas terribles" entre ambas franquicias.

Una fuente que ha trabajado en la oficina de uno de los dos equipos de Texas dijo que la atmósfera entre ambas novenas no tiene ni una fracción de ese nivel de toxicidad.

"Esto no es como los Medias Rojas-Yankees, algo venenoso que ocurre entre ellos", dijo la fuente. "Pienso que el asunto del estado/orgullo cívico proviene más de los fanáticos, los dueños y los medios que los cubren que de la oficina central".

Los Rangers y los Astros compiten por la vieja Bota de Plata en la Serie de la Estrella Solitaria, y cuando ambos equipos están jugando bien, la rivalidad se calienta bastante. Los Rangers han atraído un promedio de 41,033 para sus tres partidos en casa ante Houston este años, comparado con un promedio de 31,904 para sus partidos ante otros equipos.

Pero los Astros se movieron al Oeste de la Liga Americana apenas en el 2012, y ellos no fueron una gran amenaza para los Rangers al compilar marca de 51-111 en 2013, así que la rivalidad está esencialmente en su infancia. De acuerdo con Baseball-Reference.com, un total de 73 jugadores han jugado para ambas franquicias a lo largo de los años. Uno de ellos, el jardinero Lance Berkman, pasó sus primeras 12 temporadas con los Astros cuando ellos jugaban en la División Central de la Liga Nacional. Cerró su carrera con Texas en 2013.

"Cuando yo estaba con los Astros, nuestro rival eran los Cardenales, porque ellos estaban en nuestra división, y eran el equipo que teníamos que vencer si queríamos hacer algo en la postemporada", dijo Berkman. "Eso hizo una gran diferencia. Con los Rangers, realmente no importaba. Pero ahora, entre los Astros y los Rangers, la cosa sí importa".

Las interacciones de cambios entre ambas franquicias han sido escasas y de menor calidad. Los cambios más recientes entre Rangers y Astros ocurrieron en 2015, cuando el receptor Carlos Corporan pasó a Houston por el lanzador de liga menor Akeem Bostick, y en 2013, cuando Daniels adquirió al lanzador Travis Blackley de Houston por un jugador a ser nombrado luego y dinero en efectivo.

Lo más cercano a un cambio importante entre ambas franquicias durante el mandato de Daniels llegó en 2009, cuando envió a dos jugadores de liga menor a Houston por el futuro miembro del Salón de la Fama Pudge Rodríguez. Ed Wade era el gerente de Houston.

La disposición de Daniels de mantener una mente abierta se deriva de la comprensión de que siempre es mejor tener la mayor cantidad de equipos posibles en el otro lado del teléfoino. Luego que los Cachorros de Chicago adquieran recientemente al lanzador José Quintana para la recta final por cuatro prospectos, varios observadores de los medios alabaron al gerente de los Medias Blancas de Chicago Rick Hahn por dejar el provincialismo a un lado y hacer el mejor cambio de béisbol posible para su equipo.

Aun así, el pragmatismo tiene sus límites. Siempre que los Astros estén interesados en Darvish, Luhnow podría tener que pagar un recargo en la forma de un ligeramente mejorado paquete de prospectos. Eso es principalmente se deriva de la dinámica en el Oeste LA - con el factor Texas sirviendo como la guinda del pastel.

"Si tienes cuatro equipos detrás de Darvish con fuertes sistemas de fincas, mi predicción es que el empate se definiría con alguien afuera de la división", dijo un gerente de la LA. "Probablemente Houston tenga que vencer a los otros equipos, pero por cuál margen es probablemente una mejor pregunta para Jon Daniels."

Si Daniels decide cambiar a Darvish, sería una rara concesión basada en su historial. El gerente ha estado con Texas desde e 2005, y solo ha sido vendedor en las fechas límite de las temporadas 2007 y 2014. Hace dos años, los Rangers estaban a ocho juegos de distancia en la fecha límite cuando envió cinco prospectos a los Filis de Filadelfia por Cole Hamels. Los Rangers se calentaron y jugaron para 40-22 en agosto y septiembre para ganar la división por dos juegos de ventaja.

Pero no esperen una repetición.

Los Rangers están estancados cerca del fondo del grupo de contendientes a los comodines de la LA, a 18 juegos de distancia de los Astros, y FanGraphs les da apenas un 16.5 por ciento de posibilidades de llegar a la postemporada. A medida que Daniels cartografíe su curso, él tiene a Darvish y a otros jugadores a corto plazo como Andrew Cashner, Tyson Ross, Mike Napoli y Carlos Gomez creándole un hueco en su bolsillo.

Cuando Darvish llegó a Texas de su natal Japón en 2012, sus salidas eran un acontecimiento cultural y deportivo. El miércoles en la noche en el Globe Life Park in Arlington, él estará lanzando ante un grupo bien atento de observadores ante los Marlins de Miami. Algunos de ellos estarán sentados detrás del plato, con pistolas de radar apuntando hacia Darvish y tomando muchas notas.

Los Astros presumiblemente tendrán un evaluador de talento entre la multitud. Pero si ellos tienen el deseo de conseguir la joya de la corona en la fecha límite de cambios directos de este año, es mejor que estén listos para pagar.

Por Jerry Crasnick | Escritor Senior de ESPN
Share

Emmanuel Rosario A.

Ingeniero en Sistemas, Artista Plástico y Analista Estadístico de Béisbol. Toda mi vida me han facinado el Deporte, en especial el Béisbol y sus Estadísticas tanto tradicionales como Sabermeticas, me puedes seguir en Twitter: @EmmaDeportes 

Post A Comment: