Últimas Noticias

#MLB: Consistencia y durabilidad adornan carrera de Beltré

Santo Domingo - Un 24 de junio, hace ya 19 años, Adrián Beltré, con rostro angelical disparó su primer imparable en las Mayores ante el zurdo Chuck Finley, de los Angelinos, siendo un simple bautismo de un novel pelotero que solo anhelaba disfrutar de una carrera decente en su paso por el béisbol.

Como es norma en Grandes Ligas, la pelota de su doblete remolcador de una vuelta hacia el jardín izquierdo fue retirada por el coach de la antesala de los Dodgers, Joey Amalfitano, pues para un jovencito que con apenas 19 años y 78 días irrumpió a las Mayores representaba más que un orgullo guardar tan distinguido souvenir.

Ahora, 19 años después, Beltré toca con fortaleza las puertas de alcanzar una de las hazañas de mayor respeto en el béisbol, tan distinguida que le permite a quien la ejecute elevar su gorra hacia lo más alto posible: Los 3,000 imparables.

Un genuino ejemplo de talento, consistencia, durabilidad, ética de trabajo, el dominicano inició el partido de anoche restándole apenas siete incogibles para convertirse en el pelotero 31 de todos los tiempos en arribar a la añorada cifra, a la cual pertenecen solo otros dos antesalistas en la historia, George Brett ( 3,154) y Wade Boggs (3,010).

Una carrera que comenzó con contratiempos, tras su firma el siete de julio de 1994, con solo 15 años y que llevó a que la Oficina del Comisionado de Béisbol aplicara una sanción al personal de los Dodgers en Dominicana, Beltré ve coronar una jornada brillante, cuyo arribo a los tres mil hits solo será un sello que certificará su ingreso a Cooperstown, hogar al cual pertenecen ya 26 de los 30 integrantes. Los que no están son Pete Rose (4,356 hits) evadido del gran templo por su adicción a las apuestas, Alex Rodríguez (3,115), retirado ya, pero vinculado al uso de esteroides, Derek Jeter (3,465) e Ichiro Suzuki (3,057 activo), estos dos últimos solo requieren cumplir los reglamentos correspondientes para sus ingresos.

Las lesiones
Aunque este año sus problemas en las pantorrilla le hicieron perder su primer día de apertura desde el 2001 y no fue hasta el 29 de mayo cuando debut, Beltré ha tenido la consistencia y durabilidad como sus principales armas y ejes que lo distinguen desde su debut en 1998. Durante su estadía de 19 campañas en 11 ocasiones ha disparado más de 150 imparables y en 15 oportunidades ha superado los 500 turnos al bate.

Solo en su año de novato, en el 2009 (111 juegos) y muy probablemente en la actual estación, ha participado en menos de 120 encuentros, hecho que demuestra su gran consagración al juego.

Su consistencia ha sido tal que arribará a los 3,000 hits, teniendo en su historial apenas una campaña de 200, la cual logró en el 2004 y solo otras dos que superó los 190, que fueron 194 y 199 en el 2012 y 13 con los Vigilantes, el último de estos ha sido único liderato en su carrera.

Su prácticamente segura proeza será tan resaltante que desde que conectó cuatro hits el pasado lunes, que los Vigilantes de Texas han colocado en su página electrónica un concurso con los fanáticos en el sentido de en cual episodio se producirá tan gran acontecimiento.

Por cierto Texas efectuaba anoche el segundo de su serie de tres partidos ante los Marlins, tienen previsto descansar el jueves para entonces permanecer en la casa para una serie de tres encuentros con los Orioles, equipo que pudiera ser la víctima del imparables tres mil de Beltré.

Aunque no se puede afirmar que el memorable hecho se produzca ante los Orioles, tampoco la entrada en que sucederá lo que si es cierto es que el cualquier momento, con o sin presión el quisqueyano formará parte de este brillante núcleo que lo catapultará al lugar resguardado para los inmortales.

Por Pedro G. Briceño / Listin Diario