Últimas Noticias

Latinos de la Semana: Víctor Martínez muestra destellos de su calidad pasada

Hace dos o tres temporadas atrás, el venezolano Víctor Martínez era uno de los mejores bateadores de la Liga Americana, a la sombra de su compatriota Miguel Cabrera en los Tigres de Detroit.

Aunque el tiempo ya le está pasando factura a Martínez, a sus 38 años de edad todavía le queda gasolina para eventualmente mostrar destellos del gran bateador que fue.

La semana del domingo 17 al sábado 23 de julio fue uno de esos lapsos en que el bateador designado de los Tigres sacó a relucir lo mejor de sí.

En 24 veces al bate, Martínez disparó nueve imparables, para un average de .375, con seis carreras anotadas y ocho impulsadas.

Como extrabases, el venezolano sumó un doblete y par de cuadrangulares, para un promedio de slugging de .667.

Uno que sigue encendido con el madero es el también venezolano José Altuve, de los Astros de Houston, quien lleva una racha de 14 juegos consecutivos con al menos un hit, lo cual le ha permitido escalar hasta el tope en el liderazgo de los bateadores de la Liga Americana.

En los últimos siete días, Altuve conectó 11 cohetes en 27 turnos, para average de .407, con tres anotadas y par de remolques, un biangular como único extrabase y slugging de .444

Su compatriota Marwin González sigue haciendo méritos para que lo consideren el jugador más valioso de los Astros, con todo y la presencia de Carlos Correa, Altuve y otras estrellas establecidas.

Al versátil González sólo le ha faltado lanzar y calzarse los arreos detrás del plato para la novena de Houston.

Esta semana anda de sustituto de Correa, fuera de acción por alrededor de un mes, y como ha sido a lo largo de toda la campaña, su producción ofensiva sigue sólida.

Se fue de 21-7 (.333), anotó cuatro carreras y empujó tres. De sus siete hits, cinco fueron extrabases, pues ligó cuatro dobletes y un vuelacercas, para un promedio de slugging de .667.

Otro de los Astros que está intratable con el bate es el cubano Yuli Gurriel, un hombre que despertaba por igual expectativas y dudas.

Considerado el mejor pelotero de su país en la última década, Gurriel se decidió a dar el salto a las Grandes Ligas cuando ya había pasado los 30 años y a pesar de todos los elogios sobre él en los reportes de los cazatalentos, el tema de su edad era causa de preocupación sobre cómo sería su adaptación a este nivel.

Pues ahí está la respuesta: ni sus 33 años, ni el cambio a la primera base, una posición que nunca había jugado, ha afectado al cubano, quien ha pasado casi toda la temporada en la parte baja de la alineación, pero en los últimos días anda con mayores responsabilidades, colocado cuarto o quinto en la tanda.

En los últimos siete días, Gurriel disparó siete hits en 24 turnos, para un promedio de .292, con cuatro anotadas y seis remolcadas.

Entre sus hits acumuló un par de biangulares y otros tantos jonrones, para un slugging de .625.

Frío, frío

En determinado momento de la temporada, los Orioles de Baltimore tuvieron que sacar al dominicano Ubaldo Jiménez de la rotación y enviarlo al bullpen, debido a sus malas actuación en esa función.

Luego le dieron una segunda oportunidad y después de algunas salidas aceptables, Jiménez ha vuelto a ser bateado libremente por sus rivales.

Esta semana tuvo dos aperturas y entre ambas apenas logró completar nueve innings, en los que permitió 21 hits y 12 carreras limpias.

Toleró tres jonrones y su efectividad fue de 12.00, cargando con la derrota en ambas salidas.

Y el cátcher cubano Alex Ávila, de los Tigres, casi no vio la pelota en la semana.

Avila se fue de 15-1, para un anémico average de .067, con cinco ponches recibidos.

Para esta selección se tomaron las estadísticas desde el domingo 16 hasta el sábado 24 de julio.

Por Jorge Morejón / ESPN Deportes