Navigation

#Opinión: Tanaka y los juguetes caros, pero con defectos

#Opinión: Tanaka y los juguetes caros, pero con defectos
Masahiro Tanaka forma parte de un núcleo de jugadores que han recibido todo el dinero del mundo, similares a juguetes muy caros, pero con defectos.

Masahiro Tanaka llegó a las Mayores con todas las ínfulas, incluyendo un jet privado, para firmar un jugoso contrato de 155 millones de dolares por siete años en el 2014, todo esto sin haber tirado una pelota en las Mayores. Para no alargarles el cuento, el japones no ha ganado 15 partidos ni ha lanzado 200 entradas en una temporada.

Este año Tanaka ha sido lo más parecido a una tambora en patronales, recibiendo un castigo inmisericorde de la oposición (6.55 PCL,  le batean .298, 1.50 WHIP). En cuatro de sus últimas cinco presentaciones ha permitido al menos cinco carreras limpias, incluyendo una salida de siete carreras y otra de ocho limpias. Tanaka no ha justificado su jugoso salario con los Yankees.

A final de   noviembre del 2014  Pablo  Sandoval firmó por cinco años y casi 100 millones de dolares con los Medias Rojas. Hay contratos más lujos y menos  productivos que el de Sandoval, sin embargo el venezolano fue anunciado con toda la parafernalia relacionada a sus tres anillos de campeón con los Gigantes, su producción en postemporada, a pesar de  que nunca ha remolcado 100 carreras (90 en el 2009) ni ha conectado 30 jonrones en una temporada (25 en el 2009). Apenas disparó 10 jonrones en el 2015, el año pasado consumió seis turnos antes de ser operado del hombro y  perder el resto del 2016. En 2017 (.205-4-12), con unos números y un contrato que han sido un dolor de cabeza para los Red Sox.

Para el año 2011 Joe Mauer era la envidia de todos. El mejor receptor del mundo, consiguió todos los galardones que se otorgan a un jugador y los Mellizos lo premiaron con un gran contrato de 184 millones de dolares  por ocho años. En esa temporada Mauer se lesionó la rodilla izquierda, finalizando su carrera como receptor a mediados del  2013. Sus últimas tres temporadas (.277-4-55) en el 2014, (.265-10-66) en el 2015 y (.261-11-49) el año pasado. Este año ha disparado cuatro jonrones, sus registros  parecen los de un jugador del medio del infield y hoy día pocos se acuerdan de el.

Cuando se habla de jugadores sobre valorados y con defectos mister Josh Hamilton rompe todos los cronómetros. A pesar de todos sus problemas  de drogas y alcohol los Angelinos lo ficharon por cinco años y 125 millones (2013-18). Lo cambiaron a  Texas en el 2015 (.253-8-25). Todo el 2016 estuvo fuera por una operación en una rodilla. En abril de este año, estando en las Menores, Texas le dio de baja, rompiendo con su contrato de Liga Menor.  Hamilton ha sido un problema para MLB, su familia y la sociedad, no obstante  todas las oportunidades que ha recibido el gringo.

Matt Cain, un lanzador “fascinante”, así se puede llamar a un hombre que en 12 años de carrera ha ganado más de 14 juegos una sola vez (16 en el 2012). Con un contrato de 128 millones (2012-17), más una opción de 21 millones del equipo para el 2018  (7.5 MM para Cain si el equipo declina la opción) este señor garantizó su futuro, pero  dejó el brazo en la postemporada del 2012. Los últimos cuatro  años ha totalizado once triunfos (3-5 4.87 esta temporada). Los Gigantes rechazarán la opción del año próximo. Que aproveche su dinero, pues ese cohete hace rato que explotó.

El coreano Shin-Soo Choo enamoró al gerente de los Vigilantes Jon Daniels con su alto porcentaje de embasarse en el 2013 (.423) y lo premiaron  con un lujoso contrato de 130 millones de dolares (2014-20). Nunca ha remolcado 100 carreras ni ha conectado 25 jonrones en una estación. En el 2017 promedia .249, no ha bateado más allá de .276 en las últimas cuatro campañas, .375 ha sido su mejor OBP en ese trecho,  convirtiéndose en un jugador del montón, intrascendente para ser más claro.

Los Cachorros de Chicago se volvieron locos al firmar a Jason Heyward  por 184 millones de dolares por ocho años a partir del 2016.  Es un jugador que no ha tenido una temporada de categoría (27 cuadrangulares, 82 remolcadas en el 2012) en su carrera. No ha bateado .300, ni ha pasado de 60 remolcadas o 14 jonrones en los últimos cuatro años. Su primera estación con los Cubs (.230-7-49 incluyendo .104-0-1 en 48 turnos en la postemporada pasada) y este año (.257-5-27). Carajo, que fue lo que el presidente de operaciones Theo Epstein  y el gerente Jed Hoyer  le vieron  a ese muchacho.

Jayson Werth es uno de los jugadores más sobrestimados del negocio. Washington lo firmó  por siete años (2011-17), 126 MM. Werth nunca ha remolcado 100 vueltas en una temporada, solo un año conectó más de 30 jonrones (36 en el 2009),  mientras con los Nacionales su mejor temporada ha sido  en el 2013 (.318-25-82). Werth deberá tocar muchas puertas para conseguir contrato el próximo año.

Los innings acumulados de David Price los últimos tres años (698 entradas en temporada regular más 34.2 en postemporada) parece que han pasado factura a su  codo izquierdo (1-1 5.29 este año). En cuatro presentaciones este 2017 solo en una salida ha pasado de cinco entradas. Es su segundo de siete años de un contrato de 217 millones. A Prince Fielder le deben 88  millones  de su contrato de 214 millones iniciado con Detroit en el 2012 (24 millones por año, 6 los está pagando Detroit, 18 Texas). El saldo de 88 millones no incluye las cuatro quincenas u ocho millones pagados en lo que va de estación. Se retiró el año pasado por una hernia en las vertebras del cuello, pero tendrán que darle todos sus cuartos hasta el 2020,  sentado, sin hacer un swing.

Masahiro Tanaka y ese núcleo de jugadores han sido muy costosos para sus equipos, en otras palabras juguetes caros, pero con defectos.

Por Horacio Nolasco / El Papá del Béisbol
Share

Emmanuel Rosario A.

Ingeniero en Sistemas, Artista Plástico y Analista Estadístico de Béisbol. Toda mi vida me han facinado el Deporte, en especial el Béisbol y sus Estadísticas tanto tradicionales como Sabermeticas, me puedes seguir en Twitter: @EmmaDeportes 

Post A Comment: