Últimas Noticias

#LIDOM: ¡Los retos de la Pelota!

Con la carta de despedida que presentó ayer el doctor Leonardo Matos Berrido a los seis presidentes de equipos de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana, termina una era de casi tres décadas de su mandato ante la institución.

Aunque se le reconoce haber impulsado la estabilidad del organismo y haber terminado la dependencia económica del Estado, hay muchas cosas que todavía deben impulsarse y que deberán ser atacadas por la nueva directiva, programada para entrar en vigencia a partir del 11 de julio, según lo establecido por los estatutos de LIDOM.

Públicamente, los equipos Tigres del Licey y Leones del Escogido manifestaron su rechazo a que Matos Berrido siguiera en el cargo un período más, como él mismo había mostrado interés y el Consejo Regional de Desarrollo emitió un comunicado hablando a nombre de los accionistas de los Gigantes del Cibao, indicando también su oposición.

En los tres casos, plantearon la necesidad de llevar la Liga a nuevos tiempos.
Y ciertamente, son muchos los temas que necesitan fortalecerse.

Comenzando por la manera en que se promueve la Liga como negocio.

En la actualidad, la promoción del torneo es prácticamente nula y la mayoría de la misma ha quedado en manos de los medios de comunicación que cubren las incidencias del torneo.

Existe una urgencia para determinar las reales razones el por qué de la apatía de gran parte de la fanaticada para partidos que no sean entre Licey y Aguilas y/o Licey y Escogido.
Igualmente, es vital la creación de un portal web -actualmente fuera de actividad desde el mes de febrero- en el que no solo se consigan informaciones de los partidos y del campeonato sino a través del cual se puedan comprar artículos como gorras, camisetas y demás alegóricos a los seis equipos.

Igualmente, y aunque esto es responsabilidad comercial de los equipos aunque debería estar amparado por la Liga como institución, un sistema moderno de compra de boletas tanto de manera física como para la web y a futuro.

Mejorar las relaciones con las organizaciones de tránsito del país, y específicamente para la Capital, del Metro de Santo Domingo, para garantizar el transporte público de los fanáticos.

Y finalmente, tal y como hizo Bud Selig en Grandes Ligas, promover una renovación de las instalaciones físicas donde se juega béisbol para mejorar la comodidad del fanático que asiste a los parques.

Por Dionisio Soldevila