Últimas Noticias

Latinos de la Semana: Gary Sánchez encabeza despiadada ofensiva de NY

Ya a esta altura, lo de los 'Baby Bombers' dejó de ser casualidad o buena racha, para convertirse en una preocupación para sus rivales.

Al despliegue ofensivo del novato Aaron Judge, esta semana se sumó el dominicano Gary Sánchez, quien poco a poco ha ido adquiriendo el paso con el que deslumbró al mundo del béisbol en las últimas semanas de la pasada campaña.

El receptor de los Yankees de Nueva York se calentó y de qué manera, entre el domingo 4 y el sábado 10 de junio y fue el mejor latino de la Liga Americana.

En 24 turnos, Sánchez disparó ocho imparables, para average de .333 y se convirtió en una máquina de impulsar carreras, al llevar diez hacia el plato, además de anotar ocho.

Como extrabases, el quisqueyano ligó un par de dobletes y tres cuadrangulares, para un promedio de slugging de .792.

Tras perderse casi por completo el primer mes del calendario y parte del segundo, el cátcher de los Yankees ya suma nueve bambinazos y 25 remolques en apenas 129 turnos.

Su compatriota y compañero de equipo Starlin Castro también se sumó al demoledor ataque de los Bombarderos del Bronx, al irse de 23-8 (.348), con seis anotadas e igual cifra de empujadas.

Castro sonó batazos de todas dimensiones, al acumular cuatro sencillos, un doble, un triple y par de cuadrangulares, para un slugging de .739.

Pero no sólo ha sido la ofensiva lo sobresaliente de los Yankees, sino también el pitcheo, como el del quisqueyano Luis Severino, en su año consagratorio.

Severino inició dos partidos en la semana y en total trabajó 14 episodios, en los que permitió ocho hits y tres carreras limpias, con 15 ponches. Su saldo fue de un triunfo sin derrota y efectividad de 1.93.

Otro serpentinero sobresaliente en los últimos siete días fue el zurdo cubano Ariel Miranda, de los Marineros de Seattle.

Miranda también inició dos partidos y completó uno de ellos, el primero de su carrera.

En total laboró por 15.1 capítulos, en los que aceptó seis imparables y tres carreras limpias.

El zurdo ponchó a 11, ganó una de sus aperturas sin derrota y tuvo efectividad de 1.76.

Su compatriota Yuli Gurriel, de los Astros de Houston, también sobresalió en la semana.

Gurriel sonó nueve cohetes en 22 veces, para average de .409, con cinco anotadas y ocho empujadas.

Como extrabases, el cubano sumó un doblete y par de jonrones para slugging de .727.

Frío, frío

Los Medias Rojas de Boston han tenido serios problemas para cubrir la plaza de la tercera base y esta semana fue un ejemplo vivo de ello.

El venezolano Pablo Sandoval, titular de la posición, ha sido un desastre y en los últimos siete días se fue de 14-1 (.071), con siete ponches.

Entonces acudieron al cubano Deven Marrero, pero este se fue en blanco en diez turnos (.000), con cuatro abanicados.

Para esta selección se tomaron las estadísticas desde el domingo 4 hasta el sábado 10 de junio.

Por Jorge Morejón / ESPN Deportes