Navigation

#Análisis: ¿Por qué los Astros son el mejor equipo en MLB?

#Análisis: ¿Por qué los Astros son el mejor equipo en MLB?
Los Astros de Houston tienen la mejor marca en las mayor4es, y eso no es exactamente una sorpresa. Después de todo, aquella famosa portada de Sports Illustrated en el 2014 los declaraba ganadores de la Serie Mundial de 2017.

Tras ganar el comodín en el 2015 y perder la difícil serie divisional ante los Reales de Kansas City, los Astros no pudieron recuperarse de una arranque lento en el 2016 y terminaron 84-78. Esa falta de mejoría llevó a interrogantes sobre cuán bueno sería el equipo de 2017 y así las cosas los Astros entraron a la temporada más o menos como co-favoritos en la división junto a los Vigilantes de Texas.

"El equipo que tenemos ahora es mucho mejor que el equipo que teníamos en el 2015", dijo el lanzador Dallas Keuchel a los reporteros en abril. "Pienso que jugamos por encima de nuestro potencial en el 2015 y eso quedó demostrado en el 2016. En esencia, honestamente, no eramos tan buenos. Jugamos un poco con el metódo de jugar al esconder, y nadie nos encontraba. Este año, somo buenos y lo sabemos entrando a la temporada. Y es por eso que estamos tan confiados en cada partido que jugamos. Eso lo hace aún más divertido".

Si Keuchel se estaba divirtiendo el 30 de abril, imagínese como se siente ahora. Los Astros entraron a la acción del martes con una racha de 11 victorias y en ritmo para 117 victorias, lo que establecería una nueva marca de temporada. Recuerden, le dijimos en la primera semana de la temporada que los Astros eran el equipo más divertido en el béisbol. OK, perdieron una ventaja de 7-1 ante los Reales y perdieron en la novena con un cuadrangular que los dejó en el terreno el martes y ahora están en ritmo para 115 victorias, ¡pero eso sigue siendo divertido!

¿Qué es lo que los hace tan buenos? Cuando uno está en este ritmo, uno es básicamente bueno en todo. Miren los rankings de los Astros en la Liga Americana entrando a la acción del miércoles:

Carreras por juego: Primeros

Cuadrangulares: Primeros

Promedio de bateo: Primeros

Porcentaje de embasarse: Primeros

Procentaje de Slugging: Primeros

Carreras permitidas por juego: Primeros

Efectividad de abridores: Primeros

Efectividad de relevistas: Quintos

Relación de ponches: Primeros

Promedio de bateo permitido: Primeros

Carreras defensivas salvadas: Séptimos

Los Astros no son un gran equipo defensivo, pero con un +5 en carreras defensivas salvadas (DRS), son lo suficientemente sólidos. La única fala defensiva ha sido el tercera base Alex Bregman con un -5, pero ha cometido apenas cuatro errores y el ex campo corto tiene las herramientas para mejorar con más experiencia. Fuera de eso, eso parece ser un equipo sin fallas. Vamos a analizar los componentes:

Ofensiva

Los Astros siguen conectando cuadrangulares, pero estos no son los Astros de hacer swing completo a todo que han sido en las últimas dos temporadas. Esto es posiblemente el cambio más impresionante. Miren el ranking en las grandes ligas en su relación de ponches:

2015: 22.9 por ciento (segundos)

2016: 23.4 por ciento (cuartos)

2017: 17.9 por ciento (29nos)

En una temporada muerta, los Astros han ido de ser uno de los equipos más vulnerables a los ponches a convertirse en uno de los más difíciles de ponchar; solo los Medias Rojas de Boston se han ponchado menos esta temporada. Parte de eso tiene que ver con los jugadores que el gerente general Jeff Luhnow ha traído:

Reemplazó a Colby Rasmus, un buen guardabosques defensivo susceptible a los ponches, con Josh Reddick, un buen guardabosques que se ha convertido en uno de los mejores bateadores de contacto en la liga.

Los bateadores designados se poncharon 166 veces en el 2016, la tercera mayor marca en la Liga Americana. Luhnow firmó a Carlos Beltrán, un mejor bateador de contacto (aunque su relación de ponches ha subido comparado al 2016).

Los receptores de los Astros se poncharon en 181 ocasiones en 615 turnos al plato en el 2016. Luhnow hizo un cambio por Brian McCann, quien se ponchó en 99 turnos en 492 apariciones al plato.

Los Astros reclamaron a Norichika Aoki, un bateador de contacto, de la lista de waivers de Seattle.

Entre los jugadores que se quedaron, Evan Gattis ha cortado su relación de ponches de 25.5 por ciento a 14.4 por ciento, y Carlos Correa ha bajado su relación un poco también. Esto ha ayudado a que los Astros fueran de ser un equipo del montón ofensivamente . Están anotando más de una carrera por juego más que en la temporada pasada.

Los Astros tienen potencialmente a tres de los mejores jugadores en sus posición en las mayores en José Altuve, Correa y George Springer.

Los jugadores más débiles en sus posiciones -- Yuli Gurriel en primera base y Bregman -- siguen siendo promedio y ambos jugadores han estado mejorando su bateo tras arranques lentos. La arrancada caliente de Marwin González ha ayudado a mitigar el ranking general en el jardín izquierdo, en donde ha estado jugando mucho últimamente, compartiendo tiempo con Aoki.

Rotación de abridores

Entrando a la temporada, esta era un área de preocupación, dado que Keuchel y Lance McCullers ambos estaban recuperándose de lesiones. Ambos han lanzado como Todos Estrellas, sin embargo con Keuchel en 9-0 con un ERA de 1.67 y McCullers con 6-1 con ERA de 2.72.

Están cuarto y sexto, respectivamente en la Liga Americana en FanGraphs WAR y primero y 15to, respecitvamente en el Baseball-Reference WAR. El resto de la rotación no ha sido tan fuerte con Mike Fiers, Charlie Morton y Joe Musgrove con ERAs sobre 4.00.

Más importante, Morton y Musgrove están actualmente en la lista de lesionados con lesiones menores, y eso ha llevado a algunas salidas de emergencia para Brad Peacock y David Paulino. Fiers es la bandera roja más obvia al haber permitido 18 cuadrangulares en 57.2 entradas y tiene un FIP de 6.52. Si los Astros hacen un cambio, sería probablemente para añadir a un abridor que puede entrar como el número 3 de la rotación.

Si Keuchel y McCullers siguen lanzando así -- en el caso de Keuchel, uno seguramente puede esperar una regresión en ERA -- la rotación estará bien. Ahora mismo, están terceros en las mayores en ERA ajustado (detrás de los Arizona Diamondbacks y St. Louis Cardinals). ¿Es suficientemente bueno como para retar a equipos que han establecido marcas. He aquí los ERAs cumulativos de los grandes equipos de Fan Graphs (100 es promedio, menos de 100 es bueno):

2017 Astros: 85 (terceros en MLB)

2016 Cachorros: 71 (primeros en MLB)

2001 Marineros: 88 (cuartos en MLB)

1998 Yankees: 85 (segundos en MLB)

1995 Indios: 88 (segundos in MLB)

Los Yankees e Indios ambos terminaron segundos detrás de la rotación de los Bravos de Atlanta, pero como pueden ver, los Astros quedan favorables en este grupo. Si hay una clave para la gandeza, sin embargo, esa es mantenerse saludables. Miren cuantas salidas estos equipos recibieron de sus primeros cinco abridores:

2016 Cachorros: 155

2001 Marineros: 144 (el novato Joel Piñeiro se unió a la rotación tarde y registró un ERA de 2.03 en 11 salidas)

1998 Yankees: 142 (Orlando Hernández subió a las mayores el 3 de junio)

1995 Indios: 118 de 144 (adquirieron a Ken Hill tarde en julio para fortalecer la parte de atrás de la rotación)

Ven el punto: Estas rotaciones se mantuvieron saludables. Para los Astros mantener este ritmo, necesitarán que Keuchel y McCullers hagan 30 salidas, necesitarán a Morton y Musgrove de vuelta pront .. y quizás necesiten hacer un cambio en julio.

Cuerpo de relevistas

Como vimos el martes con Ken Giles, este grupo ha tenido un par de problemas, aunque fue apenas el segundo salvado perdido para Giles. Luke Gregerson, tan bueno en temporadas recientes, tiene un ERA de 5.32. Aún así, la profundidad aquí es impresionante.

Chris Devenski se convertido en una valorado relevista de varias entradas y podría ser un candidato a la rotación si los Astros deciden alargar su rendimiento. Entrando al martes, Devenski tenía 51 ponches en 33.2 entradas, Michael Feliz tienía 35 en 25.2 entradas, Will Harris tenía 27 ponches y tres bases por bolas en 24.1 entradas y aún James Hoyt, quien es como si fuera el sexto relevista, tiene 31 ponches en 17.2 entradas.

Dados esos números, no es una sorpresa que los Astros lideran todos los bullpens en relación de ponches. Están quintos en promedio de bateo permitido y cuartos en procentaje de embasarse permitido. Si uno quiere ponerse técnico, Tony Sipp es el único zurdo y Giles no cuarda con otros cerrados de alto calibre.

Aún así, sigue siendo un buen cuerpo de relevistas. La interrogante más grande es si Giles es el lanzador que cerrará los partidos de una carrera en octubre, y no sabremos esa respuesta hasta que lleguemos a ese punto.

Sabíamos que los Astros iban a ser un equipo divertido, ahora sabemos que es un equipo bueno -- y potencialmente uno equipo legendario. Su ritmo que inspira grandeza hará que este verano sea uno divertido en Houston.

Por David Schoenfield | ESPN.com
Share

Emmanuel Rosario A.

Ingeniero en Sistemas, Artista Plástico y Analista Estadístico de Béisbol. Toda mi vida me han facinado el Deporte, en especial el Béisbol y sus Estadísticas tanto tradicionales como Sabermeticas, me puedes seguir en Twitter: @EmmaDeportes 

Post A Comment: