Últimas Noticias

¿Otra sorpresa en el Cy? Tres ases que nadie vio venir

Con el partido de los Medias Rojas de Boston ante los Cardenales de San Luis en el Miércoles de Grandes Ligas (ESPN/ESPN Deportes, 8 p.m. ET), el choque de pitcheo de Rick Porcello versus Mike Leake es particularmente intrigante porque Leake es quizás el Porcello de este año. La temporada pasada, Porcello se convirtió en un ganador sorpresivo del Cy Young, al entrar a la temporada con una efectividad de por vida de 4.32, pero tuvo marca de 22-4 con efectividad de 3.15 para superar a Justin Verlander en la votación. Leake, viniendo de una efectividad de 4.69 con los Cardenales en el 2016, ahora lidera la LN con porcentaje de carreras limpias de 1.94.

¿Es de verdad? Probablemente no, pero habríamos tenido que decir el año pasado que Porcello o Kyle Hendricks no iban a mantener su ritmo. Hendricks también va a abrir el miércoles, y luego de algunas salidas malas al comienzo de la temporada 2017, ha permitido apenas cuatro carreras en sus pasadas cuatro aperturas.

Echemos un vistazo cercano a Leake y otros dos abridores del miércoles quienes podrían estar encaminados a terminar la temporada parecidos a Porcello.

Mike Leake, Cardenales de San Luis


Estadísticas: 4-2, 1.94 ERA, 46 1/3 IP, 36 H, 10 BB, 32 K's, 3 HRs


Leake encaja perfectamente en el modelo de Porcello: Un abridor veterano con un buen historial de salud, que es visto como un comeentradas del medio de la rotación, en su segunda temporada con un nuevo equipo luego de una decepcionante primera temporada. Porcello hizo un cambio obvio en el 2016, lanzando más rectas de dos costuras en vez de las de cuatro costuras. Leake siempre ha sido visto como alguien que depende más del sinker y que realmente no ha cambiado su forma de lanzar, pero su recta cortada ha sido mucho más efectiva, ya que los rivales promedian apenas .169 ante ella, una razón clave para que los zurdos no la estén conectando como lo hicieron hace una temporada.

Dicho esto, aquí hay algo de suerte impulsada por el BABIP (el séptimo menor entre los abridores). También hay una tasa alta de corredores dejados en base (la octava mejor entre los abridores). Su tasa de jonrones con elevados -- 13.5 por ciento en su carrera (la que también fue su tasa en el 2016) - está ahora mismo en 8.5 por ciento. Su tasa de rodados es la misma que tuvo el año pasado. Su tasa de ponches menos boletos es esencialmente la misma. Así que en muchas formas, sigue siendo el mismo lanzador. En el caso de Porcello, ha retrocedido este año en parte porque todos esos factores de suerte se le han virado en contra, así que su efectividad ha aumentado a pesar que sus periféricos de ponches y boletos están un poco mejor.

Noten que en algunas ocasiones la "suerte" no es un análisis justo. Los lanzadores - y los pitcheos - no siempre son los mismos de año a año. De hecho, la recta cortada de Leake se está moviendo bien diferente. Su tasa de giro en la recta cortada ha estado cerca de las 850 revoluciones por minuto (rpm). Este año está en las 1,441 rpm. Eso parece estar afectando el movimiento. Su recta cortada siempre ha quebrado hacia fuera para un bateador derecho; este año está rompiendo hacia adentro (o afuera para un zurdo).

Jason Vargas, Reales de Kansas City


Estadísticas: 5-1, 1.01 ERA, 44 2/3 IP, 33 H, 8 BB, 39 K's, 1 HR


¿Cuán grande es el béisbol? Vargas tiene 34 años, ha hecho apenas 12 aperturas en las pasadas dos temporadas luego de su cirugía Tommy John, su recta está más lenta que nunca, y de repente, está lanzando el mejor béisbol de su vida. Ha lanzado ceros en cuatro de sus siete aperturas, su tasa de ponches está mejor que nunca, y su cambio ha sido básicamente imbateable. Tendrá una gran prueba el miércoles ante los Yankees.

Mientras se recuperaba de la cirugía la pasada temporada, Vargas viajaba con el equipo, y trabajaba con su forma de lanzar con el coach de pitcheo Dave Eiland. "Realmente nos concentramos en limpiar su forma de lanzar, y repitiendo y repitiendo y repitiendo", le dijo Eiland al reportero Rustin Dodd del Kansas City Star. "Él siempre ha tenido buen comando. Pero ahora su forma de lanzar está tan limpia y a tiempo, que casi parece que la ha perfeccionado".

Por supuesto, no es algo tan simple, o cada lanzador simplemente limpiaría su forma de lanzar. Vargas ha baja un poco su punto de soltar la pelota, por lo que los pitcheos están saliendo de su mano cerca de dos pulgadas más cerca de la primera base. Eso le añadió más movimiento horizontal al pitcheo, lo que parece que le ha funcionado, ya que los rivales le batean .119 ante dicho lanzamiento; en 67 turnos que han terminado con un cambio, solo le han conectado dos dobles y cero cuadrangulares. ESPN Datos nos dice que el número de pelotas bateadas duro ante dicho lanzamiento es dos. Los bateadores también están abanicando y fallando el mismo con mayor frecuencia: En su más reciente temporada completa en 2014, los bateadores tuvieron una tasa de falladas de 36.6 por ciento ante el cambio; hasta ahora, ese número anda por 43.3 por ciento. He aquí un vistazo:

¿Podrá sostenerse? ¡No lo creo! ¡Su efectividad es de 1.01! Sin embargo, al igual que con Leake, parece que ha habido algo de mejoría real. Miren, la tasa de jonrones va a aumentar en algún punto, y quizás los bateadores comenzarán a ajustarse al cambio. Pero es algo hermoso para observar, y como logró probar Jamie Moyer, puedes ser exitoso lanzando cada vez más lento. Los Reales han estado jugando mejor últimamente, pero siguen siendo una opción muy lejana para llegar a los playoffs, lo que podría convertir a Vargas en uno de los nombres más interesantes en la fecha límite de cambios directos.

Ervin Santana, Mellizos de Minnesota


Estadísticas: 6-1, 1.50 ERA, 54 IP, 23 H, 21 BB, 41 K's, 6 HRs


El béisbol es una locura. Esa es una de las líneas estadísticas más extrañas que se hayan visto. La tasa de boletos no es impresionante, los ponches no impresionan, los jonrones permitidos no son particularmente pocos. Nada hace sentido. Los bateadores le conectan para .129. Ha permitido nueve carreras, y seis de esas vinieron de los chicos que conectaron jonrones, así que solo tres de los otros 42 corredores han podido anotar. Su tasa de corredores dejados en base está en 98.4 por ciento. Algo más loco, seis de esas carreras vinieron en un juego, cuando los Medias Rojas le conectaron cuatro cuadrangulares. En el resto de los partidos, no ha permitido carreras o una sola, incluyendo cuatro aperturas de dos hits o menos.

Yo escuché una entrevista con Santana la semana pasada, y él atribuyó su gran arranque a "la madrurez y a no tratar de ponchar a todo el mundo". Pero él ha estado en las Grandes Ligas por 13 años. ¿Está madurando ahora? Por supuesto, él no va a decir, "Yo soy el mismo tipo, las pelotas están siendo bateadas directo a las personas".

De todos modos, al analizar algunas de sus métricas, no veo que Santana esté haciendo algo diferente. Sigue siendo un lanzador de recta/slider/cambio, la misma velocidad, lo mismo todo. Solo un chico con un BABIP bajo y con Byron Buxton detrás de él. 

Por David Schoenfield / ESPN Deportes