Últimas Noticias

#Opinión: ¿Kershaw es el mejor pitcher de todos los tiempos?

Este es el décimo año de la carrera de Clayton Kershaw en las Grandes Ligas, lo que significa que si decide regresar hoy a su casa en Texas y dividir el resto de su vida entre la paternidad y el ping-pong o la filantropía u otras búsquedas, él sería elegible al Salón de la Fama.

Sin lanzar otro lanzamiento, él fácilmente ganaría la inducción, y sería un candidato para convertirse en el primer jugador a ser elegido unánimemente, si Mariano Rivera no lo hace en 2019 o Derek Jeter en 2020. Porque usted puede hacer un caso fuerte de que Kershaw es el mejor lanzador de todos los tiempos.

El ERA + adjustado es una estadística diseñada para crear el contexto, para medir el rendimiento de un jugador contra el panorama de su tiempo. Nos permite entender el peso de la dominación de Pedro Martínez dentro de la era de esteroides, o la actuación de Cy Young en comparación con sus compañeros en la era de la bola muerta o lo bueno que fue Lefty Grove después de la explosión de poder y jonrones que siguieron al ascenso de Babe Ruth.

El ERA + ajustado no puede explicar específicamente cada factor que afectó a los lanzadores, por supuesto -la segregación del deporte, que duró hasta 1947; o la evolución de la zona de strike; o el aumento y la caída en la altura del montículo. Pero el ERA + ajustado explica los vaivenes generacionales entre pitchear y batear, y el lanzador clasificado más alto en esta métrica es Rivera, que apareció en 1.115 juegos en su carrera, todos -menos 10- como relevista.

El abridor número 1 en ERA +: Kershaw. Y no está realmente tan cerca.

1. Clayton Kershaw 160
2. Pedro Martínez 154
3. Jim Devlin (un lanzador del siglo XIX) 150
4. Lefty Grove 148
5. Walter Johnson 147

Kershaw tiene una efectividad de por vida de 2,35, y casi todos los lanzadores que están por delante de él en la lista de todos los tiempos eran lanzadores de la era de la bola muerta. En el campo de lanzamiento independiente, una métrica diseñada para separar el funcionamiento de un lanzador de la defensa detrás de él, él está empatado en el puesto 27 de todos los tiempos, y él es el único pitcher activo entre los primeros 128. (Chris Sale es No. 129, y Madison Bumgarner es No. 170.)
Kershaw es segundo de todos los tiempos en WHIP (boletos y hits por entradas lanzadas) en 0.9996. El lanzador N º 1 en esta lista, Addie Joss, lanzó en la primera década del siglo XX.

Así que Kershaw es históricamente grande en cuántos hits, boletos y carreras que permite por inning y por juego, mientras lanza en un tiempo en el que la tasa de jonrones está subiendo.

Pero él también se ha distinguido de sus compañeros en un momento en que los lanzadores nunca han tirado tan duro. Hace veinticinco años, un lanzador que consistentemente lanzara en el rango de las 90 mph con movimiento era inusual. Este año, 79 de los 91 lanzadores actualmente calificados para el título de efectividad tienen una velocidad promedio en su bola rápida de 90 mph o más.

Hay 49 relevistas que comenzaron el domingo con una velocidad de bola rápida promedio de al menos 95 mph. El miembro del Salón de la Fama Bob Feller fue considerado uno de los lanzadores más duros de su tiempo, y en 1938, la primera temporada en la que lideró la liga en ponches por nueve entradas, promedió 7.8. En 2017, hay 46 lanzadores con una tasa más alta de ponches por nueve entradas.

Si crees en la evolución del béisbol, en el impacto de una mejor nutrición y entrenamiento físico durante todo el año, entonces crees que los lanzadores son más grandes y más fuertes que nunca, e incluso dentro de ese contexto, Kershaw se ha separado completamente. Durante cuatro años consecutivos ha liderado la Liga Nacional en ERA, y la última vez que su ERA estaba por encima de 2.53 al final de una temporada fue 2011. Él fue limitado a 149 entradas debido a una lesión el año pasado, pero lo que logró en esas entradas fue extraordinario: 172 ponches y 11 boletos, para un 15.64 promedio de ponches por boletos. Como Madison Bumgarner preguntó retóricamente a principios de la temporada de 2016: ¿Estamos viendo al mejor de todos los tiempos en su mejor momento?

Bumgarner, por supuesto, generó el mejor desempeño de postemporada de todos los tiempos en los playoffs de 2014, dominando al mismo tiempo que lanzaba más del doble de entradas que cualquier lanzador. Kershaw ha lanzado en 18 partidos en la postemporada, y en esos, tiene una efectividad de 4,55. Para algunos fans, eso sería un descalificador en la conversación sobre si es el mejor de todos los tiempos. Probablemente necesite conducir a los Dodgers a un campeonato para despejar completamente esas dudas.

Pero usar la postemporada como prueba decisiva sería clasificar a Mickey Lolich como el mejor de todos los tiempos, o descartar a Greg Maddux porque perdió más de lo que ganó en la postemporada. Kershaw probablemente tendrá más oportunidades de ascender en octubre, pero incluso sin eso, lo que ha hecho durante los veranos de su carrera es lo mejor que hemos visto, o que nadie haya visto nunca.

Por Buster Olney / ESPN Deportes