Últimas Noticias

#MLB: ¿Cuál es el problema con los Cachorros de Chicago?

Todavía no es la hora para apretar el botón del pánico en el Lado Norte, pero hemos pasado el punto donde los Cachorros de Chicago reciben un pase. La parte inicial de la temporada ha terminado, y la paliza 5-0 a manos de su rival San Luis enfatizó los huecos en la alineación de los Cachorros. Le pedimos a nuestro panel que analice los problemas que agobian a los campeones de la Serie Mundial, y más importante aún, cómo el equipo puede resolver esos problemas.

¿Debe Joe Maddon hacerle cambios a la alineación?

Jesse Rogers: Si el primer bate Kyle Schwarber fuera el único jugador con problemas, quizás hiciera sentido. Pero Anthony Rizzo está bateando .213, Addison Russell anda por los .226, y Ben Zobrist tiene .223. El promedio de bateo no cuenta la historia completa de un jugador, pero cuando tantos individuos tienen problemas, es difícil imaginarse que solo cambiar el orden de bateo vaya a hacer algo de diferencia. Maddon lo puede hacer, pero los mejores bateadores de los Cachorros necesitan ser los mejores bateadores, sin importar en qué lugar de la alineación estén.

Dave Schoenfield: Hacer cambios en la alineación no es una solución. No va a resolver los mayores problemas, que son los huecos en el porcentaje de embasamiento a lo largo de la alineación. Javier Báez tiene un bajo OBP, Russell tiene un bajo OBP, Albert Almora tiene un bajo OBP - nada de eso es sorpresivo. También es posible que Schwarber no sea el bateador que los Cachorros creían que era. Recuerden, a pesar de ese gran arranque en el 2015, bateó apenas .177 en sus últimas 133 apariciones en el plato. Su tasa de ponches es alta, y no hay señales que pueda batearle a los zurdos. Se proyecta como un toletero con promedio bajo y un decente OBP - pero no un bateador superestrella.

Bradford Doolittle: La alineación va a seguir aún si Schwarber es sacado del puesto de primer bate. De los nueve bateadores con la mayor cantidad de apariciones en el plato para los Cachorros, ocho de ellos tienen un OPS+ por debajo del promedio, excepto Kris Bryant. Eso no va a durar. Schwarber se va a calendar en algún punto, al igual que Rizzo, Zobrist, etc. Sin embargo, si quieren poner a Zobrist como primer bate para que tenga más pelotas en juego, eso podría hacer algo de sentido, especialmente ante los zurdos.

¿Por qué ha habido un retroceso en la defensa?

Rogers: Pienso que los números son engañosos. Si echamos una mirada a las estadísticas, Schwarber es el que está arrastrando consigo a la defensiva. Eso no debería ser sorpresa; todo el mundo sabe que su juego en el jardín izquierdo no es una de sus fortalezas. Yo me atrevería a decir que Báez ha sido más decepcionante. El año pasado lucía increíble pero en esta temporada ya tiene cinco errores y en general no ha lucido tan bien. El resto del equipo ha lucido de forma regular, pero Willson Contreras necesita controlarse un poco más cuando se trata de lanzar la pelota. Más allá del jardín izquierdo, no creo que la defense vaya a ser un problema que dure todo el año.

Schoenfield: ¿Adivinen qué? Si pones a un receptor lento y convertido en el jardín izquierdo, tu defensa va a ser peor. Schwarber no tiene toda la culpa, pero él ha sido un gran problema con menos-5 carreras salvadas por la defensa (DRS, por sus siglas en inglés). El año pasado, los jardineros convirtieron el 93 por ciento de los elevados en outs, la mejor tasa en las mayores. Este año, los Cachorros andan en el puesto 27 con 89 por ciento. La gran sorpresa es que Báez no ha estado luciendo bien, al menos de acuerdo a las métricas. El año pasado, tuvo un más-16 de DRS en tres posiciones; este año, anda en más-1. El factor del alcance no lo dice todo, pero Báez hizo 5.05 jugadas por cada nueve entradas en la segunda base el año pasado, comparado con 4.32 este año, así que los números en bruto indican que está haciendo menos jugadas. Como es el caso de muchas cosas con los Cachorros del 2017, se esperaba algún tipo de retroceso. Ellos siguen siendo un buen equipo defensivo - pero no uno grandioso.

Doolittle: Parte de ellos parece que tiene que ser intangible: simplemente no están enfocados, como ha sugerido Miguel Montero. Ellos han permitido más carreras inmerecidas que cualquier otro equipo. Pero los problemas del pitcheo se extienden también a la defensiva. El promedio de pelotas bien bateadas de los rivales de los Cachorros el año pasado fue de .120, el mejor en las mayores, pero en esta campaña ha aumentado a .162, en el puesto 24. Si el pitcheo mejora, pienso que la defensiva también va a mejorar. Pero no se puede esconder el hecho que Schwarber tiene sus limitaciones en el izquierdo.

¿Cuán preocupado estás por Jake Arrieta?

Rogers: Me siento bien preocupado sobre Arrieta. Su velocidad ha bajado, y nunca había visto que le batearan tan fácil. Está lanzando para conseguir su siguiente contrato, por lo que en algún grado, eso podría estarle afectando su cabeza. Si su velocidad vuelve, quizás también vuelva su maldad, pero ahora mismo es solo un brazo que es propenso a algunos días buenos y a otros malos. Los Cachorros están contando con - y necesitan - más.

Schoenfield: Me siento un poco preocupado por su actuación pero no demasiado preocupado. Aquí les tengo un dato divertido: En sus pasadas 24 aperturas, Arrieta ha permitido 21 jonrones; en sus 24 aperturas antes de esa, había permitido 21 carreras limpias. Ha pasado casi un año desde que vimos la mejor época de Arrieta en 2016 y parte del 2016. Si hay alguna buena noticia es que no está dando tantos boletos como la temporada pasada, pero eso se ha traducido en más hits permitidos y más cuadrangulares. No creo que volvamos a ver al Arrieta imbatible, pero él es mejor un lanzador con efectividad de 5.44. Se esperaba algo de retroceso luego de la históricamente gran rotación del año pasado. La rotación entra a la semana en el puesto 11 en el WAR de FanGraphs, y eso es a pesar de los problemas de Arrieta y con Brett Anderson siendo un desastre, así que todavía pienso que esta rotación puede terminar entre las cinco mejores al final de la temporada.

Doolittle: Estoy bastante preocupado, especialmente sobre Arrieta y Kyle Hendricks. La baja en velocidad de Hendricks es asombrosa considerando lo poco que tenía de ella para comenzar, y no parece que vaya a mejorar. Además me pregunto si eso ha contribuido al aumento en boletos, y a que está tratando de estar demasiado bien. Sin embargo, me preocupa más Arrieta, quien además ha perdido gran parte de su actitud y luce bien bateable sin esa explosión en sus pitcheos. Pienso que los Cachorros van a tener que buscar agresivamente una mejora en su rotación. Eddie Butler no puede salvar el día por sí solo.

¿Cuál cambio les ayudaría más?

Rogers: No estoy seguro que se trate de un movimiento, pero cualquier semblanza de consistencia en el cuerpo de abridores le caería bien al resto del equipo. Eso podría significar añadir un lanzador, pero no estamos todavía en ese punto de la temporada, así que va a tener que venir de adentro. Butler tuvo un buen debut, y tres de los otros cuatro chicos han tenido buenos turnos en la rotación recientemente, así que quizás eso viene en camino.

Schoenfield: Rizzo y Schwarber tienen que batear. La alineación fue construida alrededor de esos chicos y el JMV de la liga Bryant, y dos de los tres han tenido problemas en el plato. Como dije antes, la mayoría de los otros problemas en la alineación eran predecibles. Rizzo bateando .213 y Schwarber con porcentaje de embasamiento más slugging de .656 no lo eran.

Doolittle: No hay medidas a medias que se puedan tomar aquí. Los Cachorros necesitan añadir un par de brazos, pero eso ya se sabía desde antes de comenzar la temporada. Ellos tienen bateadores y lanzadores rindiendo por debajo de lo esperado, a lo largo y ancho del roster. A pesar de eso, los Cachorros solo están un juego por debajo de los .500 y con un diferencial de carreras positivo. No deben estar todavía en el mismo nivel de pánico de los Gigantes o los Azulejos.

¿Cuán lejos llegarán los Cachorros en esta temporada?

Rogers: Yo nunca pensé que ellos repetirían porque quitarte un mono de la espalda de 108 años de peso te quita mucho. Pero si ellos no ganan la división, va a ser una decepción colosal. Pero no hemos llegado ahí todavía. Este sigue siendo un equipo de 93-95 victorias, quizás una o dos menos, pero no va a ser tan fácil como el año pasado. Eso no debe ser sorpresa para nadie. La única pregunta en mi mente ahora mismo es: ¿Cuán difícil va a ser eso?

Schoenfield: Yo todavía los tengo proyectados para ganar la división. Básicamente, ningún jugador ha superado las expectativas hasta ahora, y muchos de ellos han rendido por debajo de lo esperado. Ellos no van a volver a ganar 103 partidos, pero recuerden, ellos jugaron para 12-14 en julio del año pasado. Incluso los equipos buenos pueden tener rachas largas en las que juegan para .500.

Doolittle: Los Cachorros siguen estando en la batalla para repetir como campeones, pero claramente no es el mejor equipo en el béisbol en este momento. Yo pondría a los Astros, Dodgers y Nacionales por encima de ellos. En retrospectiva, creo que vamos a mirar al inicio de esta temporada y lo veremos como un resultado casi inevitable del gran escrutinio al que estuvo sometido este equipo el año pasado. Estoy seguro que los Cachorros van a ganar el banderín de la Central LN, y ellos siguen siendo mi selección para ganarlo todo. Sin embargo, ellos tienen que mejorar, porque en otras partes en el béisbol hay algunas otras potencias en ciernes.

Fuente: ESPN Deportes