Últimas Noticias

#MLB: Al igual que el de los Yankees, el éxito de Starlin Castro no es casualidad

KANSAS CITY, Mo. - Hay razones para creer que el arranque de Starlin Castro es tan real como el arranque de los Yankees de Nueva York. Castro tiene apenas 27 años y ya tiene más de 1,000 hits en las Grandes Ligas. Así que el hecho que esté bateando .351 no es casualidad.

El miércoles en la noche, él y los Yankees, que están en primer lugar de la División Este LA con marca de 24-13, apalearon a otro rival, al vencer a los Reales de Kansas City 11-7. Castro, como cuarto bate, se fue de 4-3, con un doble, una remolcada y dos anotadas.

El intermedista cree que podría ganar el título de bateo.

"Yo creo que puedo hacerlo", dijo Castro, quien terminó el juego del miércoles detrás de Jean Segura de Seattle, quien lidera la Liga Americana con promedio de .359. "Yo sé el talento que tengo".

Castro ha bateado .292 o más en tres de sus anteriores siete temporadas en Grandes Ligas. Tuvo su mejor promedio con .307 en 2011. El problema con él, y la razón por la que los Cachorros de Chicago se rindieron y lo cedieron por prácticamente nada antes de la temporada anterior, es que no hace mucho más. No consigue boletos. Comete errores. Era un tipo que los Cachorros etiquetaron como innecesario para ganar un campeonato... y tuvieron razón.

Pero si bateas .351, eres bastante valioso. "Es un bateador talentoso", dijo el manager de los Yankees Joe Girardi. "Cuando abanica strikes, es realmente bueno".

De hecho, ese tipo de promedio puede hacer que los Yankees se olviden que solían tener a Robinson Canó en la segunda base. Canó sigue haciendo lo suyo en Seattle. A pesar que está inactivado por una lesión en el cuádriceps, Canó batea .296 con ocho jonrones y 28 impulsadas en 135 turnos. Los números de Castro son de .351 con siete jonrones y 26 remolcadas en 154 turnos. El OPS de Castro es de .932 comparado con el de Canó de .895. La estadística clave que hay que considerar: A Canó, de 34 años, se le deben otros $168 millones y los Marineros están comprometidos con él hasta que tenga 40 años. Con Castro, los Yankees están comprometidos a pagarle $33 millones hasta el 2019, con una opción de equipo de $16 millones para el 2020.

Castro le da al gerente de los Yankees Brian Cashman mucha más flexibilidad de ahora en adelante, particularmente si el súper prospecto Gleyber Torres se mueve a la segunda base algún día en las Grandes Ligas y se queda con el puesto de Castro. Pero Castro está jugando como si no fuese a permitirlo, porque "él se mantiene apegado al plan", dijo Girardi. Cuando se le pidió a Girardi que dijera cual era el plan, dijo, "Vamos, hombre".

No quiso decir, pero el plan podría ser: solo abanicar strikes y al pitcheo bueno. Castro está masacrando las rectas, con slugging de .597 ante ese lanzamiento al entrar al partido del miércoles en contraste con el .420 del 2016. Además está controlando la parte baja de la zona de strike. En las dos temporadas anteriores, bateó para .276 ante pitcheos bajos, de acuerdo con ESPN Datos, pero esta temporada promedia .345 ante esos envíos.

La única señal de advertencia con Castro es que este gran arranque no es inusual. En marzo y abril, batea .321, mientras en May ha bajado a .263. En junio y abril, promedia .256. En este mes de mayo, promedia .349 (22-en-63).

Castro es muy joven, apenas dos años mayor que el toletero novato de los Yankees Aaron Judge. Castro es un tres veces Todos Estrellas. Y podría elevar esa cantidad a cuatro para mediados de julio. Su éxito no parece ser una casualidad.

Por Andrew Marchand, Escritor Senior de ESPN