Navigation

El béisbol también apuesta por la educación

El béisbol también apuesta por la educación

Jubey, Boca Chica - En los Mets de Nueva York, las libretas, I-Pad, libros, computadoras, internet y demás útiles escolares revisten tanta importancia como los bates, guantes, pelotas y aperos para receptores. Y es que el factor educación ocupa un espacio de primer nivel en la organización, con amplias facilidades de estudios para que noveles peloteros, instructores y empleomanía en general se capaciten y puedan emprender carreras profesionales. 

Los Mets han graduado de bachilleres a 50 peloteros

Hace una década, cuando la franquicia dejaba inaugurado sus tres estadios completos para la práctica del béisbol en un espacio general de 37 acres (casi 150 mil metros cuadrados), dos extensos salones de clases, un laboratorio de computadoras formaban parte de la moderna estructura y de manera paralela con la apertura de los entrenamientos también quedaba sellado un convenio con el Centro Nacional de de Educación a Distancia (CENAPEC), pues en lugar de uno eran dos los sueños que los Mets anhelaban materializar en Dominicana.

Una de las primeras organizaciones en comprender que la fórmula Educación- Desarrollo brinda magníficos dividendos, Los Metros fortalecen cada año la estructura escolar insertando nuevos proyectos destinados a capacitar más a los prospectos y cuando les corresponde viajar a Estados Unidos los hagan con un talento pulido y definido, así como una amplia capacitación en los grados escolares, dominio del idioma inglés y manejo de la computadora.

“Los Mets es una franquicia que es muy pro-educación y se toma muy en serio estos programas educativos, tanto como si fuera los trabajos en el terreno, el equipo tiene la firmeza de que un estudio más aventajado les ayudará a desarrollarse mejor en el béisbol”, expresó Juan Henderson, Director de Operaciones para América Latina.

Precisamente, Henderson fue uno de los primeros peloteros que se beneficiaron del renglón educación cuando en 1997 tras ser dado de baja por los Angelinos de Anaheim, club con el que permaneció cinco . años como jugador activo en su contrato tenía una clausula de si el equipo rescindía de sus servicios tenía que cumplir con sus estudios. En ese aspecto fue orientado por su hermano Ramón, quien jugó 10 años en las Menores con los Filis, franquicia de la que has eguido en el rol de instructor.

Así como Jeurys Familia, Juan Lagares, Hansel Robles, Carlos Gómez, Jefry Marte, Ezequiel Carrera, Wilmer Flores, José Quintana entre otros integran los grandesligas que han salido del complejo, unos 50 peloteros se han matriculado de bachilleres fruto de completar el programa de educación de CENAPEC.

“Aquí, los novatos que anhelen capacitarse solo tienen que traer los documentos que avalen en que grado se encontraban al momento de detener sus estudios y de inmediato los insertamos en el curso correspondiente”, señala Henderson, quien ingresó a su año 14 como ejecutivo de los Mets.

Cada año, un número que supera los cinco miembros alcanzan el grado de bachillerato y esto representa un gran orgullo para los Wilpon´s, los propietarios del equipo, quienes por tradición visitan el país en la fecha en que se realiza una ceremonia de graduación.

(+)
CON HAMBRE DE CRECER

Paquete completo educativo Así como Amed Rosario, Andrés Gimenez encabezan a un puñado de talentosos novatos que se aproximan a poseer el paquete completo, de esta misma manera el sistema educativo es tan amplio que bordea la perfección.

Por ejemplo, desde el 2014, los Mets arribaron a un acuerdo con la University South Florida (USF), entidad encargada de educar a los novatos en el aprendizaje y desarrollo del idioma inglés y cada trimestre envía al país a cuatro profesores para que trabajen con los muchachos en esa vital enseñanza.

“A las clases normales se une el hecho de que estos educadores permanecen en la academia durante su época de trabajo y esto permite que las interacciones con los peloteros sea más amplia, pues al convivir con ellos los muchachos tienen la oportunidad de preguntarles sobre una diversidad de tópicos”, señala el ejecutivo del club.

Estas clases son impartidas de lunes a viernes, en ocho grupos, con tal de que se ubican solo unos 10 estudiantes por cada uno. Las mismas se extienden hasta los empleados, que han mostrado interés en capacitarse.

También reciben clases de computadoras, de un programa especial de nombre IScore, el cual les permite conocer todos los elementos de los diferentes esquemas del béisbol. El mismo es impartido con I-Pad, bajo las orientaciones del profesor, Anthony Samboy, quien es coordinador de videos. 

CON HAMBRE DE CRECER 

Wilfrido Valenzuela es el nombre de un empleado de formación muy humilde, poseedor de un desempeño importante en los Mets (mantenimiento de terreno y planta física), empero de los más bajos en la estructura salarial del club. Pero, conociendo de las facilidades que le brinda la organización a su emplomanía, y sabiendo que en el pasado sus oportunidades para estudiar no eran las mejores, el nativo del batey Gautier en esta localidad, padre de dos niños, no quiere quedarse ausente de aquellos miembros del staff que por una u otra razón no aprovecharon las oportunidades.

Con cinco años laborando con los Mets, Valenzuela ha retomado los estudios y en la actualidad cursa el primero de bachillerato, luego de poco más de un año que recibió el incentivo para volver a estudiar.

“Quiero aprovechar al máximo las oportunidades que me brindan los Mets aquí de continuar mis estudios y espero alcanzar el grado de bachiller”, señaló.

APROVECHANDO OPORTUNIDADES 

Los Mets cuentan dentro de sus planes de estudios, un capítulo especial para sus empleados de nombre Educación Continuada, el cual le otorga las oportunidades de estudiar recibiendo el soporte económico de la franquicia. Uno de los empleados que ha aprovechado al máximo las oportunidades es José Batista, quien cuenta con ocho años en la academia, desde los primeros años en que se implementó el mismo. Un asistente de mantenimiento de la parte operativa, Batista no lo pensó dos veces en culminar sus estudios de bachiller en el programa de CENAPEC y sin pensarlo dos veces se inscribió en la carrera de Ingeniería Industrial, la cual cursa en la actualidad.
 
“Inicié con CENAPEC desde el octavo grado y me dedique en cuerpo y alma a seguir firme hacia adelante y gracias a Dios para el 2018 estaré concluyendo mi carrera”, señala el empleado de 40 años con una década en la franquicia. Su carrera la ejerce en UTESA, “Mi vida se divide en dos partes, antes y después de ingresar a la Academia de los Mets, estar aquí es como sentirme con mi misma familia, agradezco grandemente a varias personas que indistintamente me ayudaron.

Por Pedro G. Briceño / Listin Diario 
Share

Emmanuel Rosario A.

Ingeniero en Sistemas, Artista Plástico y Analista Estadístico de Béisbol. Toda mi vida me han facinado el Deporte, en especial el Béisbol y sus Estadísticas tanto tradicionales como Sabermeticas, me puedes seguir en Twitter: @EmmaDeportes 

Post A Comment: